El Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) confirmó que por el momento suspende la entrega de créditos, que son considerados como un servicio social.

El Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) confirmó que por el momento suspende la entrega de créditos, que son considerados como un servicio social. Estos serían retomados a partir del 10 de abril una vez que la entidad disponga de las asignaciones correspondientes.

“Una vez que el Instituto disponga de las asignaciones correspondientes, a partir del 10 de abril esperamos atender los créditos pendientes”, señala el comunicado de la entidad, que detalló que la misión del Instituto de Seguridad Social se enmarca en proporcionar prestaciones económicas y sanitarias, así como servicios sociales con un sistema de gestión integrado.

Según los directivos de la entidad, la deuda del Estado por concepto de aporte patronal de los uniformados sería de 329 millones de dólares. Según Bolívar Silva, representante de los oficiales en Servicio Pasivo en el Directorio de la entidad aseguradora, la medida se da porque no hay liquidez.

“En estos momentos en el ISSFA se requiere una cantidad necesaria de dinero para cubrir algunas de la prestaciones”, afirmó el Silva en declaraciones para Ecuavisa, y en donde aseguró además la deuda se mantiene y al existir la misma el ISSFA comienza a tener problemas de iliquidez.

Fernando Cordero, ex ministro de Defensa, a mediados de febrero, y tras la polémica por la devolución de 41 millones de dólares por parte del ISSFA al Gobierno Nacional por la adquisición de terrenos en Los Samanes, en Guayaquil, recordó que el Estado ha desembolsado más de 2 500 millones de dólares para la subsistencia del seguro militar.

Cordero recordó, además, que durante el actual Gobierno se ha entregado como subsidio 1 957 millones de dólares y adicionalmente, el Ministerio de Defensa (ha desembolsado en ese mismo periodo de tiempo  687 millones de dólares por concepto del Fondo de Retiro, Invalidez y Muerte.

“Eso hace que podamos decir categóricamente que ocho de cada diez dólares vienen de los subsidios y del Ministerio de Defensa”, afirmó el exfuncionario, quien cuestionó que actores de oposición pretendan dar un tinte político al tema e informó que al interior de todas las unidades militares del país existe absoluta tranquilidad.