Los defectos congénitos de los hijos están directamente relacionados no sólo con la edad de la madre sino también con la del padre al momento de procrear. Así lo determinó un grupo de científicos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington, Estados Unidos, que asegura que los hombres no son inmunes al envejecimiento reproductivo.

¿Cuál es la edad ideal para ser papá?

Según la investigación, sería antes de los 40 años, pues los hijos de hombres mayores tienen seis veces más probabilidades de nacer con enfermedades como el autismo.

Pero no solo la edad influye en el bienestar del feto. La calidad del semen también depende del estilo de vida de los hombres. El consumo de alcohol, por ejemplo, puede provocar desórdenes alcohólicos en los hijos, hiperactividad y falta de coordinación, entre otros problemas. Lo mismo ocurre con el consumo de drogas u otras sustancias que van deteriorando los genes, incluso mucho antes de procrear.

Estos factores pueden incidir directamente en la salud del bebé, por lo que no es solo responsabilidad de la madre cuidarse antes, durante y después del embarazo, como se cree.

¿La edad ideal para ser madre en los nuevos tiempos?

La ciencia y las condiciones de vida, han cambiado también los tiempos para ser madre. Poco ha poco las mujeres van postergando la maternidad en pos de una mejor posición económica, estabilidad laboral y cumplimiento de metas.

Bilógicamente, los expertos consideran que la mejor edad es entre los 25 y 30 años. No obstante, científicos ingleses aseguran que a los 34 años la mujer está en el mejor momento para ser madre.

Tras examinar el historial clínico de 3 000 mujeres que habían tenido al menos un hijo, el profesor John Mirowski y su equipo de investigadores descubrieron  que los problemas de salud comienzan a disminuir a partir de los 22 años y alcanzan el nivel más bajo a los 34 años, para después volver a subir. “Una mujer que tiene el primer hijo a los 34 años es, desde el punto de vista del estado de salud, 14 años más joven con respecto a una mujer que ha tenido un hijo a los 18 años”, concluye Mirowski. El estudio fue publicado en la revista Health and Social Behaviour Journal y ha sorprendido a más de uno.