Los familiares del equipo periodístico secuestrado en la frontera entre Ecuador y Colombia y posteriormente asesinado pidieron este martes que las autoridades aclaren las nuevas revelaciones que han aparecido los últimos meses.

Los familiares de los periodistas asesinados piden que se aclaren las nuevas indagaciones
Los familiares de los periodistas asesinados piden que se aclaren las nuevas indagaciones / Crédito: El Telégrafo

Yadira Aguagallo y Ricardo Rivas, novia y hermano respectivamente del fotógrafo Paúl Rivas, denunciaron en una rueda de prensa en la capital que lo aparecido en el libro “Rehenes”, publicado este año por dos periodistas de investigación, desmiente muchas de las afirmaciones del Gobierno estos doce meses.

Por un lado, ese libro confirmó una información del diario El Tiempo de Colombia según la cual el 28 de marzo el Gobierno ecuatoriano trató de rescatar a los periodistas mediante sus fuerzas armadas.

Te puede interesar: Indagación en Fiscalía sobre equipo de prensa lleva un año bajo reserva

Por otro, esa investigación probó, con base en una concatenación de hechos, que los tres fueron asesinados por sus captores el sábado 7 de abril, a pesar de que el Gobierno solo confirmó esa circunstancia casi una semana después.

Tienen que dar muchas respuestas respecto a lo que el periodismo independiente ha sacado a relucir, muchas cosas que son nuevas y que están fundamentadas en documentos y testimonios, y que el Gobierno ha querido minimizar y no ha incorporado a los expedientes de investigación“, explicó Rivas a Efe.

Acusó al Gobierno de callar y “comprar el silencio“, y aseguró que no iban a permitir eso porque es necesario “cicatrizar” las heridas del asesinato de sus familiares “con la verdad” por delante.

“Creo que les tienen ordenado que callen porque si no arman un lío más grande porque no tienen forma de responder todas esas irresponsabilidades y mentiras que han venido diciendo”, criticó.

Paúl Rivas, Efraín Segarra (conductor) y Javier Ortega (redactor) viajaron al norte hace un año para dar seguimiento a la deteriorada situación en la frontera con Colombia, donde operaban, y aún operan, grupos narcotraficantes.

Tras pasar un control de seguridad ecuatoriano y llegar a Mataje, fueron capturados y trasladados a territorio colombiano por el Frente Oliver Sinisterra, disidencia de las FARC bajo el mando de un hasta entonces desconocido alias “Guacho“, abatido ocho meses después.

Por su parte, la pareja del fotógrafo comentó que la Fiscalía General del Estado (FGE) pidió en los últimos días nuevas versiones a personas que son “importantes” para las indagaciones y que esperan, en ese sentido, que la agilidad que parece demostrar la institución “apunte a más líneas de investigación” que no sean solamente que el equipo se puso a sí mismo en peligro.

También adelantó que el informe final del seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con las recomendaciones a Ecuador y Colombia se conocerá entre mediados y finales de abril.

Las familias esperan que las conclusiones de ese documento sean “contundentes” y que les permitan acudir a instancias internacionales en defensa de los derechos humanos para lograr sus objetivos de llegar a la verdad sobre lo que sucedió y de establecer las responsabilidades pertinentes.

Aguagallo confirmó que, tras el audio filtrado del presidente  Lenín Moreno, en el que decía que la vida de tres personas no valía la dignidad del Estado, lo único que recibieron fue lo mismo que el Gobierno envió al resto de medios de comunicación.

También mostró su preocupación por la situación en la frontera norte, donde este domingo hubo disturbios en algunos colegios electorales.

“Yo no sé si existe alguna vinculación entre los hechos del proceso electoral y la presencia de estos grupos en la zona de frontera, pero sí estoy segura que las soluciones de la frontera tienen que ser integrales, no solo la militarización”, indicó.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FM Mundo