Compartir

El presidente Lenín Moreno reiteró que la justicia de Ecuador es independiente. Añadió que el expresidente Rafael Correa tiene "derecho" a pedir asilo en Bélgica, aunque depende de las autoridades belgas conceder ese pedido.

El Telégrafo

Estas declaraciones las ofreció el mandatario durante una visita que cumple España, en donde el presidente se entrevistó con el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Durante las actividades de su gira, el Jefe de la Nación dio declaraciones sobre la situación legal que atraviesa el expresidente. Correa, que vive actualmente en Bélgica, afronta un orden de detención por incumplir la orden de acudir ante la secretaría de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) en Quito.

El exmandatario tenía que presentarse el 2 de julio último ante ese despacho. En su lugar, llegó al consulado. Ante este desacato, la jueza Daniella Camacho dispuso previsión preventiva. Esta acción legal se cumplió en relación a un presunto caso de secuestro del exlegislador Fernando Balda, suscitado en en Colombia en 2012.

La defensa del expresidente solicitó un recurso de apelación a la orden de prisión preventiva. Sin embargo, el pasado lunes, el Tribunal Penal de la CNJ rechazó el pedido. Con ello, se ratificó la medida cautelar dispuesta por Camacho.

En un encuentro informativo en Madrid, Moreno expresó que Correa que se había vuelto “una especie de matón de barrio”, aquel que andaba buscando “con quién pelearse, con quién confrontar, a quién agredir verbalmente y, hasta a veces, físicamente”. El presidente de la República señaló que no puede saber si Correa llegará al banquillo de los acusados.

No obstante, reiteró que a diferencia de lo que ocurría en el Gobierno pasado, “ahora existe autonomía de las funciones entre los poderes del Estado”.

“El presidente de la República no pone a dedo a los funcionarios de los otros poderes del Estado ni tampoco llama por teléfono para dictarles las sentencias, esto ha cambiado radical y sustancialmente”, enfatizó. Moreno dijo que Correa “puede” pedir el asilo en Bélgica y recalcó que su caso es cuestión de la Justicia, como ocurre en cada en cada país, y de las decisiones que tome Correa respecto a “su derecho de ejercer cualquier mecanismo nacional como internacional para defender su libertad”.

Por lo que corresponde a la Justicia ecuatoriana, el presidente ecuatoriano volvió a pedir a los “países hermanos” que “por favor no intervengan” en ella ni la planifiquen, pues es “completamente independiente”.

Fuente: El Telégrafo