Compartir

El presidente electo de Ecuador, Lenín Moreno, se reunió el jueves en Quito con los representantes de la Asociación de Bancos Privados (ABPE) para discutir aspectos de la economía y políticas para el sector bancario.

ANDES

El encuentro, que se extendió por más de una hora, se enmarca en la política del futuro mandatario de promover un diálogo social constructivo y un ambiente económico favorable para el desarrollo del Ecuador.

A la cita acudieron los miembros del directorio del gremio bancario y ejecutivos de cinco de los seis bancos más grandes del país: Pichincha, Produbanco, Guayaquil, Internacional y Bolivariano. Moreno insistió en la necesidad de que el sistema financiero privado profundice la asignación eficaz de los recursos entre ahorradores y demandantes de crédito y se incorpore activamente en las estrategias de desarrollo productivo y económico que impulsará durante su gestión de cuatro años.

El mandatario les reiteró su compromiso de sostener la dolarización como el régimen monetario y cambiario oficial y requirió su apoyo a las políticas económicas. Además, se comprometió a mantener un contacto permanente para evaluar los cambios que se requieran para blindar la solvencia de la banca e impulsar una mayor contribución al crecimiento.

Los líderes bancarios destacaron la vocación de diálogo del presidente electo y manifestaron su voluntad de incrementar la canalización de recursos hacia sectores clave para consolidar la recuperación económica y productiva del país, como vivienda, comercio, producción, microfinanzas, pequeña y medianas empresas.