Compartir

El presidente de la República, Lenín Moreno, se refirió este miércoles a la situación jurídica del vicepresidente Jorge G., procesado por presunta asociación ilícita en el caso Odebrecht y con prisión preventiva desde el lunes anterior.

El Telégrafo

Aunque aún no ha tomado una decisión al respecto, Moreno dijo que, desde su punto de vista, “el país no puede estar con un vicepresidente que no está en capacidad de ejercer sus funciones”.

En ese sentido, informó que le ha pedido al equipo de abogados de la Presidencia que le proporcionen “el mecanismo a implementar para suplir esa ausencia” del Segundo Mandatario. “Pienso que el señor vicepresidente, independientemente de la situación en la que está, merece todo el respeto y que se cumplan todos los procedimientos y aquello que determina la ley.

Si es que la Asamblea decide hacer un juicio político, es su decisión, si es que la justicia decide sentenciarlo, también es su decisión, y es nuestra decisión considerar que está inhabilitado para poder cumplir su función”, puntualizó en un conversatorio con representantes de medios de comunicación.

“Una persona que está encarcelada no puede cumplir con la función de Vicepresidente. En base a eso he pedido al equipo de abogados de la Presidencia que me ayude a tomar una decisión”, reiteró. Ajustes en la Senain En el conversatorio, el Mandatario se refirió al futuro de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), cuestionada por supuesto espionaje en el anterior régimen.

Dijo que se “introducirán los ajustes que sean necesarios”. “Las personas actúan un poco bajo cierto tipo de directrices, pueden ser lo uno o lo otro”, señaló al respecto. Consulta popular En este espacio, el Jefe de Estado no descartó que se realicen otras consultas populares. “Se le consultará (al pueblo) las veces que sean necesarias”, manifestó al tiempo de decir que aceptará si los ecuatorianos deciden no apoyar todas la preguntas planteadas en el primer plebiscito, que podría darse entre enero o principios de febrero, de acuerdo con los plazos y la decisión que tome la Corte Constitucional. Precisó que todas las propuestas llegaron “cargadas de patriotismo”.

Aclaró que muchos de los temas que propuso la ciudadanía y no están en la consulta, pueden pasar como proyectos de ley, mientras otros como políticas públicas”. Además, sobre la pregunta que se refiere a la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) y el cese del periodo de sus miembros, Moreno indicó que esta instancia “por falta de empoderamiento no estaba cumpliendo con su función”.

Manifestó que, de concretarse la reestructuración, la terna que enviará el Ejecutivo tendrá “a los mejores hombres y mujeres” y, para ello, pidió que confíen en el Gobierno. Ley de Comunicación Respecto a la Ley de Comunicación, el Presidente sostuvo que no está de acuerdo en derogarla, pero sí en reformarla y que eso se realizará con seguridad.

Aunque tiene aspectos que se prestan para la discrecionalidad, mencionó que la normativa no puede ser “punitiva, sancionadora, sino orientadora y pedagógica al servicio de la gente”. Señaló que a veces se inclina a pensar que la comunicación es tanto un derecho como un bien público. Pero indicó que esperará las sugerencias que se han recogido en las mesas de diálogo.

Fuente: El Telégrafo