César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios, habló en Notimundo de las condiciones que enfrenta el periodismo en el país, a propósito del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Según el director ejecutivo de Fundamedios, César Ricaute, el balance del periodismo en el país después de nueve años de presidencia de Rafael Correa es grave. Aseguró que según las investigaciones de otras tres entidades, como la Unión Nacional de Periodistas (UNP), el Colegio de Periodistas y la Asociación de Editores de Periódicos, la prensa ha cargado un peso enorme y que afronta presiones de todo tipo desde la vigencia de la Ley de Comunicación.

Reconoció que la situación de los periodistas antes del Gobierno actual ya era difícil, sin embargo, insistió en que con el pasar de los años se ha vuelto aún más complicada. En los tres años de vigencia de la Ley se han registrado 201 sanciones a medios de comunicación y periodistas.

Ricaurte recordó que los periodistas cumplen con un deber fundamental que es el de mantener informada a la población y que la gente pueda emitir libremente su opinión a través de los medios. Lamentó la situación que atraviesan varios medios en Manabi y Esmeraldas, tras el terremoto. Aseguró que han sufrido el derrumbe de instalaciones, cabinas de transmisión e imprentas. Y las que superaron la catástrofe se encuentran operando de forma limitada. Resaltó, sin embargo, que pese a las condiciones adversas, se mantiene intacta la voluntad de informar.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, hace 23 años, declaró al 03 de Mayo como el Día Mundial de la Libertad de Prensa con la idea de “fomentar la libertad de prensa en el mundo al reconocer que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática”, rindiendo tributo de esta manera a los numerosos periodistas alrededor del mundo que por decisión profesional ponen en peligro sus vidas en el esfuerzo de informar a sus sociedades y de promover el libre flujo de la información.