Compartir

El museo Madame Tussauds de Nueva York retiró la estatua de cera de Beyoncé ante las críticas de los fanáticos de la cantante, quienes aseguraron que la réplica distaba de la figura real de la artista.

Instagram Oficial

Según consignó The New York Times, la escultura salió de exhibición con la intención de remodelar el entorno donde se encontraba.
“Nuestro talentoso equipo de escultores se esfuerza para asegurar que el color de todas nuestras esculturas de cera represente el de la celebridad correspondiente”, argumentó la entidad en un comunicado.
Los visitantes del Madame Tussauds de Manhattan han registrado el poco parecido de la cantante y su estatua a través de fotos, las que han compartido en las redes sociales, argumentando que la obra tiene la piel mucho más clara, y que los rasgos de su cara no se parecen en lo absoluto a los reales.