Compartir

El presidente de China, Xi Jinping, considera que la economía del país ha experimentado cambios positivos y muestra una tendencia más sólida hacia el crecimiento, pero insta a tomar medidas para aplicar la reforma estructural por el lado de la oferta y evitar grandes riesgos.

Agencia Andes

Xi, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China, hizo estos comentarios el viernes en un simposio al que asistieron representantes de partidos ajenos al gobernante y de la Federación de Industria y Comercio de China, así como personalidades sin afiliación partidaria.

FMI revisa al alza la previsión de crecimiento de China para 2017 y 2018

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó este lunes al alza la previsión del crecimiento chino para 2017 y 2018 al 6,7 y el 6,4 por ciento, respectivamente.

La actualización del informe Perspectivas de la Economía Mundial, que llega días después de que China anunciase unos datos del segundo trimestre mejores de lo esperado, es un reflejo del sólido primer trimestre gracias a las políticas de flexibilización y reformas por el lado de la oferta, acompañadas de medidas para reducir el exceso de capacidad en el sector industrial, dijo el FMI.

La segunda economía del mundo ha fijado su objetivo de crecimiento para este año en alrededor del 6,5 por ciento. El crecimiento previsto por el FMI es el mismo que China registró en 2016.

En cuanto a 2018, el organismo revisa al alza los prosnósticos, en dos décimas, hasta el 6,4 por ciento ante las expectativas de que China mantenga una alta inversión pública y retrase el ajuste fiscal para cumplir su objetivo de duplicar, para 2020, el producto interno bruto (PIB) de 2010.

No obstante, el FMI advierte que el fuerte crecimiento del crédito podría aumentar el riesgo de una caída en el crecimiento a medio plazo.

El economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, recomendó que China debe pasar por un proceso de reequilibrio, que implicaría inevitablemente una ralentización del crecimiento.

Aplaudió por otro lado las recientes medidas del país asiático sobre los préstamos improductivos y su revisión coordinada de la supervisión financiera.

La última actualización del FMI llega después de la que hizo en abril, cuando revisó al alza el crecimiento chino para 2017 y 2018 al 6,6 y el 6,2 por ciento, respectivamente, es decir, un 0,1 y un 0,2 por ciento por encima de su predicción de enero.

Fuente: Agencia Andes