Compartir

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, demandó hoy a la ONU la puesta en marcha de una "investigación independiente" sobre el atentado con drones que sufrió a principios de agosto.

EFE

Maduro pidió a Naciones Unidas el nombramiento de un “delegado especial” que se encargue de esa investigación “internacional” y vinculó a Estados Unidos y varios países latinoamericanos con lo ocurrido.

Venezuela está abierta. Están abiertas las puertas de nuestro país, de nuestro sistema de Justicia, para establecer las responsabilidades directas de esta agresión”, señaló el líder venezolano.

Ante la Asamblea General de la ONU, Maduro reiteró su acusación de que el ataque “se planificó desde territorio de Estados Unidos” y dijo que ha transmitido a Washington el “nombre” de los “autores intelectuales, financistas y planificadores” del mismo.

Además, dijo que las investigaciones apuntan a que los responsables materiales fueron “preparados durante meses en territorio colombiano” con el apoyo de las autoridades de ese país.

También reiteró que supuestamente algunos funcionarios de las embajadas de Colombia, Chile y México habrían estado dispuestos a facilitar la fuga de los involucrados en el atentado.

Maduro aseguró que de haber tenido éxito, el ataque habría sido una “masacre” que habría acabado con la vida de toda la cúpula del Estado.

Fuente: EFE, aliado estratégico de FMMundo