Compartir

Estar en forma puede complicarse por los asuntos diarios, por el horario de estudios o trabajo. Sin embargo, el entrenamiento también puede realizarse en familia, con paseos y otras alternativas que benefician a nuestro cuerpo.

Shutterstock

Hacer que toda la familia se involucre en hacer ejercicio es un gran modo de disfrutar un tiempo de calidad y de inculcar un amor por el ejercicio en los niños y adolescentes a una edad temprana.

Estas ideas le ayudarán a hacer actividades de diferentes maneras.

Un paso fácil es hacer que las actividades cotidianas sean mini ejercicios. Si usted lleva en auto a sus hijos a la escuela, intente salir unos minutos antes y andar al menos parte del camino. O caminar juntos hasta el patio de juego después de la escuela o cuando hay que hacer algún mandado.

Andar en bicicleta es una actividad familiar divertida, tanto andar en bicicleta por diversión como usarla como modo de transporte para ir a la biblioteca o a un parque cercano.

¿Preparado para un desafío mayor?

El senderismo es un ejercicio con un doble propósito: ayudar a los niños a desarrollar un aprecio por la naturaleza al mismo tiempo que hacen ejercicio. Jugar algunos deportes, como fútbol, básquet, balonmano o natación hace que los niños realicen actividades que podrán disfrutar a lo largo de su vida.

¿Necesita una transición más gradual?

Si a sus hijos les gusta jugar, empiece a hacer ejercicio con videojuegos relacionados con actividades, de los que hacen que todos se levanten del sofá.

Dado que el entrenamiento de fuerza es muy importante, el Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda hacer ejercicios para aumentar el músculo con flexiones, abdominales y dominadas como parte de los ejercicios de la familia.

Para hacer que todo el mundo se entusiasme con el ejercicio, pregunte a todos los familiares qué ideas tienen. Clasifique las sugerencias por temporada, como volar cometas en verano y nadar en el invierno.

Y cuando estén preparados para llevar al ejercicio al siguiente nivel, piensen en tomar unas vacaciones de ejercicio para refinar las habilidades de su deporte favorito o aprender uno nuevo. Motive a todo el mundo preparándoles para el reto cuando todavía estén en casa.