Compartir

La Cancillería ecuatoriana entregó este lunes el visado del Mercado Común del Sur (Mercosur) a la franco-brasileña Manuela Picq, a quien en 2015 se le revocó luego de ser detenida en unas protestas contra el Gobierno de entonces, liderado por Rafael Correa.

Twitter María Fernando Espinosa

La ceremonia de entrega se realizó al mediodía, en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, en Quito, una semana después de que Picq regresara al país tras conocer que no tenía ningún impedimento para retornar a Ecuador.

Según la Cancillería, el subsecretario de Servicios Migratorios y Consulares, Jorge Icaza, entregó el pasaporte con el visado por dos años a Picq. El pasado 11 de enero, la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, anunció que había “toda la apertura y todo el interés de resolver” el caso de Picq, quien -dijo entonces Espinosa- “no tiene ninguna restricción para volver a Ecuador”.

Incluso, agregó: “nos gustaría que ella retorne a nuestro país y pueda hacer una vida normal como corresponde. Será bienvenida”. El viceministro de Movilidad Humana, José Luis Jácome, indicó entonces que Picq podía ingresar “cuando guste” y aseguró que como “cualquier otro ciudadano” no requiere visa durante los primeros noventa días.

“Si quiere extender su permanencia en el Ecuador, puede solicitar en la condición y categoría que ella lo desee”, recalcó. Picq, esposa del dirigente indígena Yaku Pérez, salió en agosto de 2015 con destino a Brasil. La periodista fue detenida el 13 de agosto de 2015 tras participar en una marcha convocada por organizaciones indígenas, sindicales y sociales contra el Ejecutivo de Correa.

Tras la protesta, la Cancillería decidió revocar el visado de intercambio cultural otorgado a Picq, con vigencia hasta el 26 de este mes, debido a que “realizó actos que perturbaban la paz y el orden público durante las protestas del 13 de agosto”.

Fuente: El Telégrafo