Compartir

Michael Arroyo aún está a expensas de saber cuál será futuro, luego de dar positivo en el control antidoping del pasado Clásico del Astillero de octubre.

El Telégrafo

Según el abogado de Barcelona, Jorge Reinoso, “Arroyo estuvo aquí (en la FEF), es una posibilidad (la suspensión de por vida), por eso tuvimos que estar presentes velando por los intereses del jugador y el doctor (Gustavo Peralta de Barcelona)”.

Expresó el representante del equipo ‘amarillo’, quien estará a la expectativa de la investigación que hará la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) en el caso Arroyo.

Entre tanto, Alfredo Cuentas, dijo que en el examen realizado al jugador en Cuba, no se especifica que exista mezcla de sustancias y que solo se reveló que el deportista consumió un diurético.

En la hoja que había llegado, no se determinaba cuáles eran las sustancias específicas de las que se hablaba, solamente salía una sustancia que era un diurético, que si es solo y no está combinado, aparentemente no hay ninguna prueba de que se quiera borrar algo”, explicó.

Ante esto Arroyo podría no ser sancionado de por vida por parte de la FEF y Barcelona esperará la resolución.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK