Compartir

Miles de personas, integrantes de organizaciones civiles, estudiantiles y sindicatos laborales, marchan hoy en Perú contra la candidatura presidencial de Keiko Fujimori con una invocación a la democracia y la paz en el país, a cinco días de la segunda vuelta electoral.

En la manifestación no participa el economista Pedro Pablo Kuczynski, el rival de Fujimori en las elecciones, quien explicó en una rueda de prensa que apoya “los principios de la marcha”, pero decidió no acudir por ser el rival de la candidata, a pesar de que el lunes había anunciado su asistencia.

“La razón es muy simple, existe una marcha No a Keiko y yo soy candidato presidencial con Keiko del otro lado, sería antidemocrático de mi parte decir que ella no puede participar” en los comicios, enfatizó.

Kuczynski, de 77 años, aclaró, sin embargo, que está plenamente de acuerdo con los principios de los ciudadanos que rechazan a Keiko y el domingo estará “al pie del cañón” a la espera de “tener un buen resultado.”

“Si digo no a la otra contrincante estoy abogando en contra de los principios electorales, apoyo cien por ciento los ideales de la marcha, apoyo la libertad de expresión, de manifestarse, pero si el candidato le dice fuera a la candidata eso no se ve democrático, de parte de los jóvenes (manifestantes) me parece totalmente democrático que estén ahí”, remarcó.

El colectivo Keiko No Va convocó a la gran marcha nacional e internacional por la democracia y la paz a través de las redes sociales, y recorre las principales plazas y avenidas del centro de Lima, así como algunas ciudades del extranjero como Nueva York y París.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la Asociación Pro Derechos Humanos, las organizaciones de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT), así como la Confederación General de Trabajadores del Perú son algunos de los grupos que participan en la manifestación de Lima, en la que también participan la alianza izquierdista Frente Amplio, con su líder Verónika Mendoza a la cabeza.

“Estamos en la segunda vuelta y continuamos con la campaña en contra de Keiko Fujimori, en contra del fujimorismo, en contra de la violencia, del autoritarismo, de la muerte, la corrupción y la inseguridad ciudadana”, afirmó el colectivo en su convocatoria.

El colectivo Keiko No Va afirmó que “el fujimorismo no puede gobernar y tener todos los poderes del Perú”, en referencia a la mayoría que tendrá en el Congreso, y que quiere “un país con democracia, paz, esperanza, con un futuro y un desarrollo y crecimiento en paz para todos, con derechos laborales, con derechos de los pueblos indígenas”.

Durante la campaña electoral hubo otras marchas contra la candidatura de Keiko Fujimori que congregaron a miles de participantes, una de las cuales se realizó el 5 de abril en recuerdo al “autogolpe” dado en 1992 por su padre, el expresidente encarcelado Alberto Fujimori (1990-2000).