El comandante de Hezbollah Mustafa Badr al-Din murió en Siria, según un comunicado de la grupo islamista.

Hezbollah anunció el jueves el “martirio” del “gran líder jihadista Mustafa Badr al-Din”, que murió en una “gran explosión dirigida contra uno de nuestros centros cerca del Aeropuerto Internacional de Damasco”.

 La organización investiga si la explosión fue resultado de “un ataque aéreo, misil o artillería”.

Badr al-Din fue acusado por el Tribunal Especial para Líbano de las Naciones Unidas por su presunta vinculación con el atentado en el que murió el ex primer ministro libanés Rafik Hariri en 2005. También fue designado como terrorista por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en 2012.

Era el cuñado del fabricante de bombas de Hezbollah Imad Mugniyah, que murió en 2008 por la explosión de un coche bomba en Siria.