Compartir

Miembros de la entidades de seguridad del Municipio de Quito, Policía Nacional y representantes de organismos de derechos humanos participaron de un proceso de reubicación de ciudadanos venezolanos, que arrancó este sábado 11 de agosto del 2018. En buses de la Policía Nacional, cerca de 120 personas fueron trasladadas a cinco albergues municipales, en el norte de la capital.

CNN

César Mantilla, secretario de Inclusión Social del Municipio, explicó que la medida fue adoptada ya que los ciudadanos venezolanos que se ubican en ese sector de la ciudad viven en condiciones no adecuadas.

Por ello, mujeres embarazadas, familias con niños y personas con discapacidades fueron los primeros en ser trasladados. El primer paso fue levantar una ficha de las personas que se ubicaban en el sector del intercambiador de Carcelén.

Con base en eso se inició el proceso de reubicación. El funcionario municipal agregó que el traslado es opcional y no tiene ningún costo. Mantilla acotó que, con base en la declaratoria de emergencia, se activará un fondo para atender la crisis humanitaria.

Sin embargo, varios migrantes denunciaron que la carpas que les servían de refugio durante la estadía fueron desarmadas. Wiliam Saes dijo que, durante la tarde de hoy, efectivos de la Policía desarmaron la carpa en la que pasó las últimas cinco noches.

“Nos dijeron que debíamos reubicarnos. Les explicamos que estamos esperando a otro grupo y que estábamos de paso pero bajaron las carpas”. Esas carpas se ubicaban en el extremo norte del parterre central de la avenida Eloy Alfaro, cerca de la Terminal Terrestre.

Otros grupos de ciudadanos venezolanos aún se mantienen en el lugar y las carpas bajo las que se mantienen no han sido retiradas. Hasta ese lugar llegan personas con donaciones de comida o ropa. Sobre este tema, Mantilla dijo que es recomendable que las personas dejen esa práctica.

Esto porque quieren evitar que se origen más puntos en los que se asienten los migrantes. “Tenemos un fondo para actuar y se está definiendo los canales para las donaciones”, señaló.

Fuente: El Comercio