Compartir

Standard & Poor's rebajó, este jueves la calificación crediticia soberana de Ecuador a "B-" desde "B", citando mayores vulnerabilidades fiscales y externas del país, lo cual no representa un panorama estable, según la calificadora.

El Telégrafo

La agencia afirmó que la creciente carga de deuda e intereses que enfrenta Ecuador, una débil capacidad institucional y una falta de flexibilidad monetaria restringen las opciones de política que puede tomar el Gobierno recién asumido.

El presidente, Lenín Moreno, aseguró que el país cumplirá con el pago de su deuda externa pero buscará un refinanciamiento de los plazos y las tasas de interés, con el objetivo de aliviar la carga financiera de su economía dolarizada.

Según, S&P, el panorama de la nueva nota es estable, lo que refleja las expectativas de que el Gobierno tomará medidas para estabilizar la creciente deuda del sector público e impulsará la confianza del sector privado.

Fuente: El Universo