El procurador general Íñigo Salvador, manifestó en la audiencia del caso Sobornos 2012-2016, que el cohecho agravado no ha sido despenalizado y puede ser juzgado en ausencia, además mencionó que hubo empresarios que ofrecían sobornos a cambio de contratos y convenios de pago.

El funcionario presentó además más de 200 elementos de convicción en contra de 9 de los procesados. Créditos: Twitter

La Procuraduría General del Estado (PGE) acusó de cohecho agravado a 24 personas, entre ellas al expresidente Rafael Correa; al exvicepresidente Jorge Glas y a los exministros Vinicio Alvarado, María de los Ángeles Duarte, Walter Solís, Alexis Mera así como a Pamela Martínez, exasesora presidencial, Laura Terán, exasistente de Martínez. Además otros empresarios.

Lo hizo el procurador general Íñigo Salvador en la reinstalación de la audiencia preparatoria y evaluatoria de juicio dentro del denominado caso Sobornos 2012-2016, de este lunes en la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Según Salvador, Correa se benefició de un “esquema criminal” con un préstamo personal de USD 6,000 por la campaña ‘Rafael Contigo Siempre’

Esto, explicó, con el fin de recaudar fondos para el movimiento Alianza PAIS (AP).

“Ahora nos podemos explicar por qué Alianza PAIS ganaba todas las elecciones. A través de tanto dinero que se invirtió mediante este mecanismo de cohechos que iban dirigidos al aparato administrativo de Alianza PAIS, estaba presente en la memoria de los votantes y por eso el momento de ir a votar, votaban por Alianza PAISs (…) todos estos dineros no los reportaba al Consejo Nacional Electoral“, añadió.

El perjuicio para el Estado, agregó, supera los $7 millones. Como reparación integral, la PGE solicitó más de $23 millones.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK