Compartir

La Policía incautó 93 armas de fuego a dos empresas de seguridad, ubicadas al sur de Guayaquil, que estaban operando con permisos caducados.

Shutterstock

Freddy Sarzosa, jefe del Departamento de Organizaciones de Seguridad Privada (Cosp-Guayas), explicó que las armas decomisadas pasarán a custodia del Departamento de control del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, hasta que las empresas legalicen los permisos en el Ministerio del Interior.

El jefe policial recalcó que de esta manera se evitó que este armamento pudiera ser usado por la delincuencia común y organizada.

Sarzosa dijo que, en lo que va del 2018, el Cosp-Guayas ha decomisado cerca de 400 armas, sin contar las 93 del operativo realizado el jueves 19 de julio.

Fuente: El Telégrafo