El presidente de la República, Rafael Correa, en su segunda intervención en el Informe a la Nación que se realizó en la Asamblea Nacional anunció que continuará el debate nacional, y luego de la emergencia nacional por el terremoto de 7.8 del pasado abril enviará nuevamente al Legislativo los proyectos Ley de Plusvalía y Herencias.

Correa señaló que estas propuestas, que tendrán nueva tabla de cálculo, buscan evitar la especulación suelo. Además, que las recaudaciones por este concepto se destinará directamente a becas de educación superior para comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianos y montubios.

“Tres de cada 1.000 ecuatorianos recibe una herencia cada año. Expresé abiertamente que si una de las leyes afectaría a los pobres, las archivaría y eso no se demostró por parte de la oposición”, dijo el Jefe de Estado, quien señaló que se comprometió con empresarios para que la nueva tabla de herencias no aplique a bienes productivos.

“Llegamos al compromiso que los fondos recaudados se utilizarían para becas. Con estas normativas, uno por cada 89.000 ecuatorianos pagaría impuestos. No se busca recaudar más, sino recaudar mejor”, afirmó.

Correa señaló, también, que el socialismo del siglo XXI busca la justicia social, sin embargo, hay sectores que quieren posicionar que dicha justicia se logra dejando que los ricos amasen fortunas ilimitadamente, reflexionó.

En 2015, mediante cadena nacional, el Presidente anunció al país que decidió retirar temporalmente los proyectos de Ley denominados de Herencias y Plusvalía, para evitar que determinados grupos provoquen mayor violencia.

Con esto, el Presidente invitó a un gran debate nacional sobre las leyes en particular, pero en general, sobre el país que necesitamos. “Ojalá en este gran diálogo nacional participen asambleístas, gremios, organizaciones sociales, la academia, los jóvenes”, acotó.

Queremos escuchar y hablar, no insultos ni infamias, peor violencia. “Todo esto es lo que se debió hacer en la Asamblea, pero ha sido imposible con tanta desinformación y violencia generadas”.

Puntualizó que se retirarán las leyes hasta que se agote el debate y se demostrará, de esta forma, las mentiras creadas. “Si alguien demuestra que alguna de las leyes afecta a los pobres o a la clase media, archivaré los proyectos definitivamente”, reiteró.

Correa recordó, durante su discurso, que la Revolución Constitucional, Ética, Económica, Social, Integración Latinoamericana, Judicial, Ambiental, Urbana, Del Conocimiento, y Cultural fueron los ejes de este proyecto de Gobierno y que a través de estas propuestas se pudo inaugurar una nueva ética política y romper con aquella tradición de incumplimientos.

“Como Gobierno nos planteamos tener una educación de acceso masivo, de calidad y gratuita. En cada eje del Plan del Buen Vivir se ha dado importantes avances”, señaló el Mandatario.

Correa expresó, además, que el apoyo de los legisladores de Alianza PAIS, comprometidos con el interés de las grandes mayorías, fue fundamental para lograr los cambios logrados en estos 10 años de Gobierno y por ello afirmó que el próximo Mandatario recibirá un país económicamente más fuerte.

“Sabemos que falta mucho por hacer, pero también sabemos que nunca se ha hecho tanto como ahora. Han sido muchos los aciertos y avances, pero nos concentramos en lo que falta por hacer”, dijo. Además, indicó que este 2016 será un año muy duro en lo económico, y en lo político. Por ello, recomendó a los jóvenes siempre trabajar por Ecuador.

“El país debe descansar de mí, y sinceramente, yo también debo descansar del país. Gracias a los patriotas que le apuestan al país, amas de casa, trabajadores y a toda la gente. Queridos jóvenes: Tengan la seguridad de que mi tesoro es el poder sino el servicio”, finalizó.