Compartir

Una turista de Nueva Zelandia murió por la ráfaga de la turbina de un avión que despegaba de un aeropuerto en la isla caribeña de San Martín.

CNN en Español

La mujer, de 57 años y quien no fue identificada, se había colgado de una valla para mirar el despegue del avión este miércoles, según dijo la policía de la isla holandesa en Facebook.

La corriente de aire fue tan fuerte que la golpeó y la derribó, según la policía. Sufrió graves heridas y falleció más tarde.

A los turistas de la isla caribeña de San Martín les encanta ver despegar y aterrizar los aviones.
Observar el despegue y aterrizaje de los aviones que salen y llega al Aeropuerto Internacional Princesa Juliana es una conocida atracción turística, pues las aeronaves suelen volar muy bajo y pasar muy cerca de las cabezas de los bañistas de las playas cercanas a la terminal aérea.

Sin embargo, tanto el aeropuerto como las autoridades locales advierten a los turistas que no se acerquen a la valla para ver los aviones pues es una práctica “extremadamente peligrosa”.

La policía no ha querido decir qué tipo de avión estuvo involucrado en el incidente de este miércoles.

Las autoridades de la isla dicen que han tomado las precauciones necesarias para advertir a los turistas que no se acerquen tanto a los aviones. Han puesto avisos y patrullan el área, según el departamento de policía.

Aventureros y turistas han visto despegar y aterrizar aviones en este aeropuerto desde que fue inaugurado, en 1943.

En el 2012, una mujer resultó herida luego de que fue lanzada a un muro de concreto cercano por la fuerza de la ráfaga de un avión.

En el 2014, dos pilotos murieron luego de estrellarse contra el agua, poco después de despegar del aeropuerto.

Fuente: CNN en Español