Compartir

Rocío de Moreno, esposa del presidente electo Lenín Moreno, asistió al llamado de la Fundación Operación Sonrisa para participar como voluntaria en la misión 130 de la organización.

El Telégrafo

El voluntariado está en todas las áreas sociales y tendrá especial acercamiento con los niños y padres en todo el proceso.

Pancho Punina, director de Operación Sonrisa Ecuador, explicó que hoy también realizan el lanzamiento de dos eventos: la celebración de los 22 años de la Fundación y de los 35 años de la misión Until we heal (Hasta que sanemos).

Dijo que han estado en 44 ciudades invirtiendo un millón de horas de atención.

En el Hopital de la Policía Nº 1 se tiene planificado realizar cirugías hasta el sábado, los postoperatorios hasta la próxima semana, mientras las recuperaciones seguirán. Punina dijo que buscan que trabajos como este se los entable como política pública.

Rocío de Moreno agradeció que se la incluya en el programa, del que busca ser un acompañamiento. Pidió que no se le llame primera dama. “Tenemos trabajo para largo con los niños y las personas de la tercera edad”.

“Voy a ser un enlace con todos los ministros que puedan colaborar en el área de la salud, en el de la vivienda, etc”, añadió y solicitó que se le informe de los casos que puedan ser encontrados en este tema.