Compartir

Un polémico exasesor de Trump estaría detrás de la que podría ser la decisión más controvertida del mandatario hasta el momento.

CNN

Roger Stone, quien salió de la campaña del ahora presidente Donald Trump en agosto de 2015, estuvo entre los que le recomendaron a Trump despedir al director del FBI James Comey, según le confirmó a CNN una fuente que conoció la conversación.

Stone, que también está bajo escrutinio del FBI como parte de la investigación de Rusia, le habló a Trump después de que Comey compareciera en audiencia la semana pasada, según la fuente.

Trump tuiteó un mensaje negando este reporte de CNN.

“El reporte de Roger Stone de CNN es falso, noticias falsas. No he hablado con Roger en mucho tiempo, no tuvo nada que ver con mi decisión”, escribió el presidente.

Seguir
Donald J. Trump
✔@realDonaldTrump
The Roger Stone report on @CNN is false – Fake News. Have not spoken to Roger in a long time – had nothing to do with my decision.

07:57 – 10 May 2017

9.4089.408 Retweets

30.75630.756 me gusta

Además, durante un evento de prensa de este miércoles, Trump dijo que despidió a Comey “porque no estaba haciendo un buen trabajo”.

Un vocero de la Casa Blanca se comunicó con CNN para reiterar el mensaje de Trump añadiendo: “El presidente no ha hablado con Roger Stone hace muchos meses y cualquier reporte que sugiera lo contrario es categóricamente falso”.

La publicación Politico fue la primera en reportar sobre esta interacción, citando a varios aliados y amigos de Stone. La semana pasada, Stone habló en el programa The David Webb show y dijo que había hablado con el presidente “hace menos de una semana” y que lo ha hecho en otras ocasiones.

El presidente de EE.UU. Donald Trump despidió al director del FBI, James Comey, informó la Casa Blanca. El subdirector Andrew McCabe será director interino del FBI, según dice un mensaje del secretario de Justicia Jeff Sessions al personal del FBI.

LEE: Esta es la carta de despido que Trump le escribió al director del FBI James Comey
Comey era director de la agencia de investigación desde septiembre de 2013.

El secretario de Justicia Jeff Sessions y el subsecretario de Justicia Rod Rosenstein —quien envió un memorándum a Sessions— recomendaron el despido.

Trump dijo en una carta firmada que había concluido que Comey no es “capaz de liderar efectivamente” el FBI.

“Es esencial que encontremos un nuevo liderazgo para el FBI que restaure la confianza del público en esta misión letal”, dijo Trump en la carta.

“El FBI es una de las instituciones más apreciadas y respetadas de la nación y hoy marca un nuevo comienzo de nuestra joya de la corona en aplicación de la ley”, dijo Trump según un comunicado de la Casa Blanca.

El punto central de la justificación de Rosenstein para recomendar el despido de Comey fue el manejo de la investigación del caso del uso por parte de Hillary Clinton de un servidor de correo electrónico privado, su decisión de recomendar que no se presentaran cargos y la conferencia de prensa que él sostuvo para explicar su razonamiento.

Rosenstein acusó a Comey de intentar “usurpar la autoridad del secretario de Justicia” anunciando públicamente por qué sentía que el caso debía ser cerrado sin procesamiento.

“Agravando el error, el director ignoró otro principio de larga data: no mantenemos conferencias de prensa para divulgar información despectiva sobre el tema de una investigación criminal rechazada”, argumentó Rosenstein en su nota.