Compartir

En una entrevista exclusiva de FmMundo y la Agencia EFE, el expresidente Rafael Correa se refirió a la consulta popular, a sus diferencias con el actual mandatario Lenín Moreno, a la fractura en Alianza PAIS, a los casos de corrupción y a la crisis económica.

EFE

El expresidente Rafael Correa recalcó siempre haber estado de acuerdo con la reelección indefinida y sostuvo que si ahora se trae a colación la “alternabilidad” es porque quien podría reelegirse es él. Según afirmó, realizar la consulta popular es un “golpe de Estado”, sobre todo por la pregunta 3, que propone una reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y que -según consideró- tiene anexos que no han sido analizados a cabalidad y que dan demasiado poder a un organismo de transición.

El exmandatario se refirió también a las diferencias ideológicas que mantiene con  Lenín Moreno y que han ocasionado la fractura del movimiento político que fundó y del cual es el presidente vitalicio. “Fui bastante ingenuo. No sabía lo que estaban planificando hacer. No sabía que querían volver al pasado y destruir lo que con esfuerzo construimos en 10 años”. “No estoy preocupado por mi futuro, sino por el de mi país”.

La entrevista también giró en torno a la economía y a la actual crisis anunciada por el Ejecutivo tras señalamientos de no haber recibido buenas cifras. Correa aseveró que no se han tomado en cuenta pasivos y activos, así como tampoco la referencia de endeudamiento frente al PIB y la situación económica que vivió el país y la región desde 2015. A eso sumó la caída del precio del petróleo y el terremoto en Manabí.

Al ser cuestionado sobre los sobreprecios en las obras de construcción, indicó que “solo fueron en ciertos casos del 200%”. Según él, “es normal que los reajustes ocurran mientras los trabajos avanzan”.

Los numerosos casos de corrupción también fueron abordados. Para Correa son solo 2 y no solo Ecuador ha estado inmiscuido dentro de ellos sino 12 naciones más. Asimismo, recordó que antes la corrupción no se daba solo con empresas sino en los organismos del Estado, como el Registro Civil, el Servicio de Rentas Internas, la Aduana y muchos otros.

Sobre ello, defendió al vicepresidente cesado Jorge G., quien es acusado por asociación ilícita en el Caso Odebrecht. Para el exPrimer Mandatario, es inocente y “la historia reconocerá lo que hizo por el país”.

Correa aseveró que la presencia del Fondo Monetario Internacional es la muestra de que la situación financiera del Ecuador no está mal y que desde Carondelet se planificó un engaño al país para cesar al Segundo Mandatario y terminar con la “Revolución Ciudadana”.

“Si tengo algo de qué arrepentirme, es de no haber sido más exigente”, no haber notado casos de corrupción, no haber dejado más clara la situación que quedó para que luego no les mientan y  sobre todo de no haberme dado cuenta de las verdaderas intenciones”, finalizó.

Escuche la entrevista completa aquí: