Compartir

Luego de 14 años con una tarifa de USD 0,25 y de dos años y cuatro meses de compensaciones pagadas por el Municipio, este dejará en manos del usuario el pago completo.

AMT

Una decisión política definirá la nueva tarifa del transporte en la capital. El Concejo Metropolitano de Quito trató ayer, 27 de junio de 2017, en primer debate el proyecto de ordenanza que plantea un incremento de cinco centavos en el pasaje urbano.

Luego de 14 años con una tarifa de USD 0,25 y de dos años y cuatro meses de compensaciones pagadas por el Municipio, este dejará en manos del usuario el pago completo. Esto ya ocurre en otros cantones como Cuenca, Guayaquil, Loja, Ambato, Riobamba o Manta, en donde rige la tarifa de 30 centavos.

En ciudades de la región como La Paz, Buenos Aires, Asunción o Santiago de Chile, el pasaje oscila entre el equivalente a los USD 0, 37 y un dólar. En cambio, sistemas integrados como el de Lima o el Transmilenio, en Bogotá, mantienen una tarifas de entre los USD 0,45 y 0,67.

La ordenanza se elaboró con base en los resultados de una consultoría elaborada por la firma GSD Plus, que propuso una tarifa de USD 0,34 en el perímetro urbano. La tarifa técnica referencial para el transporte convencional se obtuvo luego de hacer un cálculo entre el costo del vehículo, el combustible, el mantenimiento, el personal que trabaja en las unidades, los gastos de administración, etc.

Esto implica cumplir con la afiliación de los trabajadores al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social y dejar un 13% de rentabilidad al operador. Además, el estudio concluyó que, para que el servicio mejore, es necesario aumentar los ingresos a los operadores.

Fuente: El Comercio