Compartir

El presidente de Brasil, Michel Temer, instó hoy a acabar con el "embate permanente" entre los brasileños, a "eliminar las rabias" y a rescatar la "cordialidad", por la cual sostuvo que la sociedad del país es conocida en el mundo.

El Ciudadano

Temer no precisó el contexto de sus declaraciones, ofrecidas en un acto público y que, sin embargo, se interpretaron como alusión a las disputas políticas generadas por el interrogatorio al que hoy responde el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de una causa penal por presunta corrupción.