Compartir

Una tonelada de clorhidrato de cocaína, en el Puerto Marítimo de Guayaquil, decomisó la Policía Nacional a través de la Dirección de Antinarcóticos.

El Telégrafo

El operativo “Colosal” fue ejecutado el domingo 19 de agosto. La droga estaba oculta en un contenedor con cajas de banano que tenía como destino Bélgica y fue hallada por el can Schwarcz.

Nelson Villegas, comandante general de la Policía, precisó que en total se encontraron “1.094 bloques en forma de ladrillo, conteniendo 1.091.812 gramos de clorhidrato de cocaína”.

Mediante esta operación, dijo el jefe policial, se impidió que lleguen a mercados internacionales más de 10 millones de dosis de esta droga, valorada en $ 2’074.442. En esta operación fue detenido un ciudadano ecuatoriano, quien sería responsable de la exportación del contenedor con banano hacia Europa.

Fuente: El Telégrafo