La clasificación a los cuartos de final ratificó la buena forma de la selección Ecuador en los últimos 10 meses. La Tri comparte el primer lugar de la Eliminatoria Mundialista CONMEBOL y consiguió pasar la fase de grupos de Copa América por primera vez desde 1997.

Agencia Andes

La alegría por el éxito de la selección contrasta con el dolor que causó el terremoto del 16 de abril en la región de Manabí en el que murieron más de 600 personas. Sin embargo, la capacidad de reponerse de esa comunidad fue fundamental para que Ecuador consiguiera volver a una ronda de eliminación directa.

“Nos mandaron un video muy emotivo por internet y nos sirvió muchísimo,” dijo el técnico Gustavo Quinteros al final del partido que Ecuador ganó 4-0 a Haití y les dio la clasificación. “Queremos dedicar esta clasificación a la gente de Manabí, de Pedernales, agradezco todo el apoyo.”

En las imágenes hay una serie de mensajes de apoyo a la selección por parte de varios miembros de la comunidad de Pedernales. Quinteros compartió el video a los jugadores.

“La verdad que fue un video bien emotivo, nosotros no lo esperábamos, vimos que se trataba de la gente que había sufrido, fue algo que nos llegó muchísimo.” dijo el defensa Frickson Erazo.

Los jugadores también aplaudieron que Quinteros, de nacionalidad argentina, hubiera sido el encargado de compartir la grabación.

VER VIDEO DE RESIDENTES DE PEDERNALES A LA SELECCIÓN DE ECUADOR

“Es una motivación que un cuerpo técnico que no es de nuestro país sienta más que nosotros, eso nos compromete,” dijo Gabriel Achilier. “Debemos convencernos que somos un país fuerte, que sabe salir de momentos difíciles.”

Ese espíritu de superación ha sido reflejado por Ecuador en la Copa América. Dejó al poderoso Brasil en cero en el arranque del torneo, luego igualó contra Perú cuando tenía un par de goles en contra y goleó a Haití cuando necesitaba dos anotaciones o más para avanzar a cuartos.

“Hemos dado un paso importante para la historia de nuestro país,” dijo Achilier. “Estamos contentos que esta generación haya alcanzado algo importante”.

El nuevo reto es Estados Unidos, el anfitrión del torneo. Achilier espera un partido de alta exigencia.

“Será un partido intenso, trabajado, que pedirá niveles muy altos de concentración,” añadió el jugador de Emelec. “No hay que conformarse con lo hecho por ahora, hay que llegar más lejos.”