Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saludó este martes 24 de julio que Corea del Norte haya empezado, según reportes, a desmantelar unas instalaciones considerada un sitio de prueba para misiles balísticos intercontinentales, subrayando su "buena relación" con el líder Kim Jong Un.

Efe

Las nuevas imágenes satelitales muestran “que Corea del Norte ha comenzado el proceso de desmantelamiento de un sitio clave de misiles, y lo apreciamos”, dijo Trump durante un evento con veteranos de guerra en Kansas City, en el estado de Misuri. “Tuvimos una reunión fantástica con el presidente Kim y parece ir muy bien”, agregó Trump, refiriéndose a su cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, el 12 de junio pasado en Singapur.

Según 38 North, un respetado sitio dedicado al análisis de Corea del Norte, imágenes satelitales del sitio de lanzamiento de Sohae tomadas los días 20 y 22 de julio por la empresa Digital Globe, muestran que el edificio en el que se montan los cohetes antes de ser colocados en la plataforma de lanzamiento empezó a ser desarmado.

También fue parcialmente desmontado un banco de pruebas de motores de combustible líquido, aunque no se tocaron otras instalaciones más recientes de esta base, situada a unos 200 km al noroeste de Pyongyang.

Oficialmente, la base de Sohae está destinada a poner en órbita satélites. Pero los cohetes de lanzamiento de satélites pueden usarse fácilmente para lanzar otras cargas, como ojivas nucleares, y las pruebas de lanzamientos de satélites preocupan a la comunidad internacional. Pese a que el inicio del desmantelamiento fue visto como un paso adelante por algunos analistas, expertos se mostraron cautos. Un funcionario de Defensa estadounidense dijo que Sohae no era una prioridad en el monitoreo de la acordada desnuclearización.

No obstante, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo que las imágenes eran “absolutamente consistentes” con los compromisos que Kim asumió con Trump en la cumbre. “Estuvimos presionando para que hubiera inspectores en el lugar cuando la base fuera desmantelada, en concordancia con el compromiso de Kim”, dijo Pompeo el martes en conferencia de prensa, en California.

“Tienen que desnuclearizarse completamente. A esos pasos se ha comprometido Kim, y el mundo se lo ha demandado”, agregó. En una muestra de la impaciencia de Washington con la desnuclearización, Pompeo urgió la semana pasada en Nueva York a los estados miembros de la ONU, a continuar con sus sanciones económicas para presionar a Kim.

Fuente: El Telégrafo