Compartir

El representante demócrata por Texas Al Green se convirtió hoy en el primer congresista de EE.UU. en pedir que se someta al presidente, Donald Trump, a un juicio político tras el despido fulminante del exdirector del FBI James Comey y las investigaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

EFE

El representante demócrata por Texas Al Green se convirtió hoy en el primer congresista de EE.UU. en pedir que se someta al presidente, Donald Trump, a un juicio político tras el despido fulminante del exdirector del FBI James Comey y las investigaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016.

Green explicó hoy en una rueda de prensa en Houston (Texas) que las acciones que ha llevado a cabo en las últimas semanas el mandatario son dignas de escrutinio por parte de la Cámara de Representantes, de la que él es parte, y solicitó a sus compañeros legisladores que apoyen su llamamiento.