En una institución educativa privada de la ciudad de Quevedo, un profesor fue registrado en video mientras filmaba debajo de la falda de una estudiante; el Ministerio de Educación confirmó la separación del docente.

colegio-abuso
El Ministerio de Educación reiteró que al ser una institución privada, los directivos del colegio son los encargados de tomar las medidas pertinentes. Imagen referencial / Shutterstock

Se registra en video a un profesor que está sentado en el escritorio mientras una alumna se acerca con su cuaderno, para que le revise una tarea. Mientras eso ocurre, el hombre va deslizando su celular hasta colocarlo bajo la falda de la adolescente, para grabar sus partes íntimas, sin que ella se percate de eso.

Esto ocurrió en una unidad educativa particular de Quevedo, en Los Ríos, según confirmó el Ministerio de Educación. La denuncia, del abogado Hernán Ulloa, fue colgada, este jueves 14 de noviembre, en su cuenta de Twitter, con el video.

Ulloa señaló en esa red social que “actos humanos de depravación contra el pudor de nuestros niños pueden quedar en la impunidad si no existen tipos penales claros que sancionen estas conductas”.

Estas accciones, señaló también, son conocidas como ‘voyerismo’, es decir personas que buscan satisfacción sexual grabando partes íntimas de personas, niños, adultos. Su accionar puede ser con fines personales o comerciales.

Si es con fines comerciales, precisó, la sanción podría ser abuso sexual, prisión de tres a cinco años. Sin embargo, para ciertos jueces el tipo penal demanda que el sujeto la toque. Es decir, que no existen unificación de criterios o directrices. También, dijo que si es con fines comerciales, la sanción sería con 16 a 19 años de cárcel.

El Ministerio de Educación, también a través de Twitter, dijo que ante este hecho de acoso sexual, el centro procedió a separar al docente, para realizar las investigaciones correspondientes.


No obstante, Sybel Martínez, directora de Rescate Escolar y vicepresidenta del Consejo de Protección de Derechos, cuestionó, “¿cuándo dan cumplimiento a lo recomendado por el Comité de Derechos de los Niños, respecto a introducir procesos obligatorios de selección y verificación de antecedentes para todos los profesionales que trabajan con niños en las escuelas?”.


Fuente: El Comercio – Nota Original: LINK