Compartir

La mañana del viernes, dos camiones que circulaban en el cantón Urcuquí, provincia de Imbabura, fueron retenidos por personal de la Policía Judicial (PJ) por transporte ilegal de material minero.

El Telégrafo

Según el reporte oficial, fueron retenidos además dos vehículos tipo camionetas y se detuvo a 11 ciudadanos, de los cuales cuatro son conductores de los automotores. La acción se realizó como parte de los operativos de control minero que desarrollan las autoridades en la zona.

Los vehículos livianos fueron interceptados cuando circulaban por el sector conocido como Chancheras en Urcuquí. Al revisar la carga que llevaban en el cajón los camiones, los gendarmes observaron que se trataba de material minero dentro de sacos de yute.

“A simple vista se pudo observar que se trataba de piedra mineralizada presuntamente material aurífero. Ante la evidencia encontrada se solicitó a los conductores los documentos que les permita trasladar la piedra mineral, los cuales no tenían”, explicó el coronel Ángel Astudillo, jefe de la Subzona Imbabura.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el material betamineralizado tenía como destino la provincia de El Oro. Un total de 630 sacos de yute con 15 toneladas de material mineralizado fueron decomisados, así como 9.885 dólares en efectivo y 12 terminales celulares. Otro operativo de control minero se cumplió la madrugada del viernes, en conjunto con la Fiscalía.

Fueron retenidos siete vehículos y hubo 14 personas aprehendidas, entre ellas tres extranjeros, y un menor aislado. Se decomisaron 39.183 dólares en efectivo, 40 toneladas de material minero, 15 celulares, 14 chips y 13 accesorios de teléfonos.

La información fue suministrada, además del coronel Astudillo, por Santiago Chamorro, subsecretario de Minas; y Jessica Andrade, fiscal del cantón Antonio Ante.

Fuente: El Telégrafo