Compartir

Los 43 supuestos integrantes de la agrupación, liderada por el disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), están distribuidos en cárceles de Ecuador. Once están en el área de máxima seguridad de la regional de Guayaquil, donde salen una hora diaria al patio. El resto del día pasan en celdas unipersonales.

El Telégrafo

Los capturados por supuestamente tener vínculos con alias “Guacho”, presunto involucrado en el secuestro y muerte de tres periodistas ecuatorianos, permanecen en las cárceles con mayor seguridad del país.

Hasta ayer había 43 aprehendidos relacionados con el grupo de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según Ramiro Mantilla, comandante general de la Policía Nacional. Once de los detenidos fueron trasladados desde Esmeraldas hasta el Centro de Rehabilitación Social (CRS) Regional de Guayas, en el kilómetro 17,5 de la vía a Daule, en la periferia de Guayaquil.

Fueron presentados a la prensa en el aula del colegio Don Bosco, adecuado en el centro penitenciario. Gina Godoy, coordinadora del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), explicó que el objetivo era evidenciar que la gestión del caso es pública. Los individuos estaban con las manos esposadas hacia atrás y vestían la camiseta color naranja que se usa como uniforme en prisión.

Todos estaban de pie, con la mirada hacia la pared; sin embargo, algunos se giraban para observar a quienes los grababan o fotografiaban. Ninguno habló. La funcionaria explicó que en el área de máxima seguridad la custodia está a cargo de la Policía, no como en las zonas de mínima y mediana que la responsabilidad es de los guías penitenciarios. Los aprehendidos cumplen la medida privativa de libertad en celdas unipersonales, pueden salir al patio una hora cada día y tienen visitas menos frecuentes.

Como los 11 ciudadanos aún no son sentenciados pueden recibir cada mes dos visitas íntimas y tres de otros familiares (máximo dos personas por turno). Solo pueden pasar a verlos las personas que consten en un listado -de 10 parientes o amigos- formulado por ellos mismos. “Es el procedimiento ordinario para cualquier persona privada de la libertad de esta etapa”, destacó.