Compartir

Los estados mexicanos de Veracruz y Tamaulipas están hoy en alerta máxima por la cercanía del huracán Katia, según informaciones del Comité Estatal de Protección Civil.

EFE

La víspera el presidente Enrique Peña Nieto puso en práctica el Plan MX (Máximo Peligro) y activó todos los mecanismos de protección de la población y bienes materiales en las zonas de posible afectación del huracán.

La Octava Zona Militar, con sede en Reynosa, Tamaulipas, está lista para actuar ante los efectos de Katia en dicha demarcación, así como en los municipios de Río Bravo, Tampico, Madero, Altamira, González y Mante.

Miguel Ángel Yunes, gobernador de Veracruz, dijo que solicitará al gobierno central que declare el estado de emergencia, a fin de contar con recursos suficientes para atender los daños. Según el parte meteorológico Katia se hallaba a menos de 300 kilómetros al este de Tampico e igual distancia al norte-noreste del puerto de Varacruz.

El fenómeno mantiene vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas de 150. Se espera que toque tierra mañana el viernes por las costas del centro de Veracruz y se interne en el estado muy cerca de Jalapa.

Por su parte la Comisión Nacional del Agua pronosticó precipitaciones intensas para los estados de Colima, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

Los torbellinos, precisa la fuente, pueden causar deslaves en zonas montañosas, así como la crecida de los ríos Cazones, Nautla, Filobobos, Jamapa, Cotaxtla y Tesechoacán.

Fuente: El Telégrafo