Compartir

Ayer, 5 de julio de 2017, se llevó a cabo una reunión entre los legisladores de Alianza País y sus aliados, con el presidente Lenín Moreno, en el Palacio de Carondelet.

El Telégrafo

El tono de la confrontación en Alianza País (AP) subió ayer, 5 de julio de 2017. En especial luego de la publicación de dos mensajes en la red social Twitter. Uno fue del expresidente Rafael Correa, quien cuestionó la medida del actual Gobierno de entregar un comodato por 100 años a la organización de oposición Conaie. La calificó de “desleal” y “mediocre”.

El otro mensaje fue del actual Mandatario, Lenín Moreno, que contestó sin mencionar a su antecesor. “Para el odio, no cuenten conmigo”. De a poco, un ambiente de tensión se instauró entre los militantes del oficialismo. Marcela Aguiñaga, legisladora y máxima dirigente de País en el Guayas, advirtió que no sería parte de un Gobierno que “estaría cogobernando con el bucaramato”.

Lo dijo en referencia a una serie de publicaciones que circularon ayer en redes sociales, sobre una supuesta reunión entre representantes del Ejecutivo y de Fuerza Ecuador (antes Partido Roldosista Ecuatoriano) en Panamá, para negociar la administración de empresas vinculadas al sector eléctrico. “He pedido una aclaración”, dijo Aguiñaga. “Luego tomaré una decisión”.

La legisladora y exsecretaria ejecutiva de A. País, Doris Soliz, y la actual secretaria ejecutiva del movimiento, Gabriela Rivadeneira, también se pronunciaron en la misma línea.

Fuente: El Comercio