La concejal de Quito, Analía Ledesma, manifestó que la sentencia de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha “ha excedido" decisiones "que ni siquiera fueron hechas por Jorge Yunda” y dijo que el proceso de remoción se cumplió dentro del marco legal. Aseguró que la situación de la alcaldía es una “telenovela jurídica” a la que ella no puede interferir más allá de lo que sus competencias permiten.

analía-ledesma
NotiMundo - Derechos Reservados

En NotiMundo Estelar, la concejal metropolitana, Analía Ledesma, indicó que la situación jurídica del Ejecutivo Seccional de Quito “es muy grave” y agregó que hay dos sentencias que nos ponen en “jaque mate” a la alcaldía.

“Ya habíamos virado la página, teníamos a Santiago Guarderas como alcalde y Brith Vaca como vicealcaldesa”, expresó Ledesma.

En ese sentido, rechazó que este lunes, 02 de agosto, Guarderas haya asistido al Concejo de Quito en calidad de edil; sin embargo, dijo que, sin necesidad de “bajar las manos o juzgar”, ella “tampoco” puede decirle “no abandones la alcaldía, no abandones a Quito porque él tenía que tomar el rol de alcalde”.

Precisó que la capital exige la atención de las autoridades y afirmó que, hasta que exista un pronunciamiento que defina quién es la primera autoridad metropolitana, “la ciudad no puede parar”.

En ese sentido, condenó la corrupción “y la forma en la cual la sentencia (de la Corte de Pichincha) pudo haberse dado”. Además, señaló que debería respetarse la sentencia del Tribunal Contencioso Electoral y manifestó que la Función Judicial en el país es “putrefacta”.

Aseguró que continuará con sus competencias como concejal y dijo que su labor en la Comisión de Mesa que conoció la denuncia de remoción, en contra de Jorge Yunda, se cumplió a cabalidad.

Insistió que la capital “necesita un Ejecutivo con faldas y pantalones que asuma el liderazgo”.

Escucha la entrevista aquí: