Compartir

Los registros societarios de Florida (EE.UU.) lo ponen en evidencia. Armengol Cevallos Díaz, un subcontratista de Petroecuador, estuvo ligado a una empresa estadounidense que pagó cerca de $ 1’000.000 a una compañía panameña que Álex Bravo Panchano usó como fachada para recibir sobornos.

Los pagos se hicieron en agosto del 2015, cuando Bravo era coordinador de proyectos de la Refinería de Esmeraldas, tres meses antes de que asumiera como gerente general de la estatal petrolera.

De acuerdo con los registros estadounidenses, Armengol Cevallos figuró como director de la empresa Winsek USA Corp. entre los años 2011 y 2013, junto con José M. Cisneros y Grace L. Cisneros.

En enero del 2013, Cevallos dejó su cargo en esa compañía y los otros miembros se quedaron en la directiva.

La firma mantuvo esa estructura hasta septiembre del 2014, cuando cambió de nombre y administradores. Desde entonces pasó a llamarse EPS USA Corp. Los Cisneros dejaron sus cargos y María J. De la Rosa asumió las funciones de presidenta, secretaria y directora.

La Fiscalía de Panamá acusó a Bravo y otras 22 personas de lavado de activos el año pasado. La acusación apunta que EPS USA Corp. pagó $ 925.000 a Girbra S.A., una firma panameña creada por Álex Bravo.

Según las investigaciones, la empresa estadounidense hizo tres transferencias a una cuenta del Helm Bank, de Panamá, a inicios de agosto del 2015.