La renuncia del vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, generó este martes, 7 de julio del 2020, distintas reacciones en las bancadas de la Asamblea.

El presidente y el vicepresidente de esta Función todavía no confirman cuándo el tema irá a conocimiento del Pleno. Crédito: Pleno Asamblea.

La renuncia del vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, generó este martes, 7 de julio del 2020, distintas reacciones en las bancadas de la Asamblea.

Unos ven en la decisión un afán por desmarcarse del Gobierno y otros valoran su gestión. El presidente y el vicepresidente de esta Función, César Litardo (AP) y Patricio Donoso (Creo), respectivamente, todavía no confirman cuándo el tema irá a conocimiento del Pleno (la sesión deberá ser convocada con 48 horas de anticipación).

Donoso consideró que “antes de remitir la terna el Gobierno debería hacer un acercamiento con la Asamblea para que no existan problemas” en la designación del reemplazo de Sonnenholzner.

“Aunque si no hay los 70 votos, igual pasaría a ser vicepresidente el primero de la terna”, dijo Donoso, en referencia a que ninguna fuerza política reúne la mayoría absoluta para la toma de decisiones. El proceso tomaría máximo 45 días.

Los asambleístas Henry Cucalón, del Partido Social Cristiano (PSC); Héctor Yépez, de Creo; Eliseo Azuero, del Bloque de Acción Democrática (BADI), y Marcela Aguiñaga, de la Revolución Ciudadana (RC), también se pronunciaron.

“El hecho de que el país tenga cuatro vicepresidentes en un solo gobierno es una prueba más del desastre del régimen de Moreno”, dijo Yépez.

Antes de Sonnenholzner estuvieron Alejandra Vicuña y Jorge Glas, quienes salieron en medio de escándalos de corrupción. Por su lado, la asambleísta Aguiñaga sostuvo que “este paso al costado es una jugada con fines políticos” y “obedece a un evidente afán de desmarcarse de un gobierno nefasto” por parte de Sonnenholzner.

“Sin embargo, su renuncia no lo exime de ser responsable de los miles de desempleos, los fallecidos en la pandemia, los cadáveres que aún no aparecen, los escándalos de repartos, entre otros”, agregó la legisladora.

Cucalón deseó “buen viento y buena mar al exvicepresidente”. Y acotó que “sin perjuicio que el Gobierno se encargó de devaluar hasta la Vicepresidencia, por respeto a la institucionalidad y la Constitución, el país requiere elegir a quien ocupe el cargo por medio de la Asamblea”.

Azuero puntualizó que la renuncia de Sonnenholzner “tiene un matiz político y hay que reconocer que su trabajo ha sido impecable”, dijo.

“Le auguro el mejor de los éxitos, ya sea como candidato o como un importante elemento para impulsar a una candidatura”. Sonnenholzner fue designado en el cargo con 94 votos en diciembre de 2018, en reemplazo de Vicuña, quien un año antes fue designada con 70 votos en el Pleno. Ella ahora afronta un proceso por supuesta concusión.

Fuente: El Comercio – Nota Original : LINK