El final de su matrimonio se vio impulsado en parte por su adicción al alcohol, un problema que sufre desde hace mucho tiempo.

Brad Pitt se sinceró sobre su mediático divorcio con Angelina Jolie. A tres años de anunciar su separación, el actor admitió que sus adicciones fueron determinantes en el quiebre.

En el marco de la promoción de su nueva película, Pitt conversó con the ew York Times donde contó que sus problemas con el alcohol lo llevaron a pedir ayuda en alcohólicos anónimos.

“Tenía sentados alrededor a un montón de hombres abriéndose   siendo honestos de un modo que nunca había escuchado (…) creo que se convirtió en un lugar seguro donde no se juzgaba a nadie”, confesó. la estrella de Hollywood explicó que pasó un año y medio asistiendo a las reuniones de la organización.

Fuente: Emol