Compartir

La Subdirección de Investigación de Delitos contra la Propiedad de la Policía desarticuló este lunes a una banda dedicada supuestamente a actuar como sacapintas, integrada por cinco personas.

Shutterstock

Ramiro Ortega, jefe de la Sidpro-bac, indicó que los sospechosos iban a asaltar a un cliente del banco después de que retirara una fuerte suma de dinero de una sucursal ubicada en el norte de Quito, en la avenida De La Prensa, entre Carlos V. y Fernández Salvador.

Sin embargo, el hecho delictivo fue frustrado porque los investigadores llevaban más de tres meses siguiendo a los sospechosos.

Los agentes hallaron tres armas de fuego, dos en poder de los detenidos y una oculta en un vehículo que se movilizaban.