Compartir

Las uñas son importantes en el look femenino. Pero muchas veces no encontramos la forma adecuada de cuidarlas y que se conviertan en un lindo complemento, para ello podemos seguir una serie de consejos. Nos cuenta más pamela parra en nuestro segmento de salud.

Shutterstock

Sobre todo para las mujeres, las uñas son muy importantes para su estética y por qué no, para estar a la moda. Sin embargo, muchas tienen el mismo problema: no les crecen lo suficiente o cuando lo hacen, son débiles y se rompen al primer contacto. En el siguiente reportaje les contamos mucho más sobre el cuidado de las uñas para que siempre se vean hermosas.

¿Por qué se arruinan las uñas?

Para poder atacar un problema, primero es bueno saber la causa de su aparición. En el caso de las uñas, existen algunos hábitos a actividades que pueden dañarlas y evitar que crezcan sanas y fuertes. Algunas de las razones por las que tal vez las uñas no crecen son:

·        Morderlas

·        Utilizar detergentes o artículos de limpieza sin guantes

·        Abrir botellas o tapones con ellas

·        Una dieta pobre en vitaminas

·        Hacer tareas del jardín sin guantes

·        Falta de higiene

·        No dejarlas “respirar” (es decir, tenerlas todo el tiempo pintadas)

·        Infecciones como hongos

·        No consumir minerales

Tips para mantener tus uñas más fuertes

Estos consejos servirán para que las uñas se vean mucho mejor, puedan crecer rápida y sanamente y luzcan hermosas maños en cualquier momento del año:

Aumente el flujo de sangre hacia sus dedos con algunas actividades tales como escribir con el teclado, tocar el piano, archivar documentos, etc. Es decir, todo lo que haga que fluya más la sangre y por ende, crezcan con más fuerza. Igualmente, tenga cuidado porque un error muy habitual es presionar teclas con las uñas y eso no es bueno para ellas. Siempre con las yemas de los dedos.

Incremente la cantidad de proteínas que hay en su dieta. Para ello, beba batidos o consuma lácteos, carne magra y si lo desea, algún suplemento diario de vitamina D. Todos estos ingredientes ayudan a que las uñas crezcan más rápido.

Si no puede permanecer en un ambiente cálido todo el día, cuando salga a la calle, esté en un transporte público o en un sitio sin calefacción utilice guantes para mantener sus manos calientes. Así el flujo sanguíneo aumentará y estimulará el crecimiento.

Aplique una capa de esmalte nutritivo o un endurecedor de uñas una vez a la semana. Si quiere que  crezcan más rápido, repita durante quince días, una vez a la noche.

Hágase la manicura regularmente. Así podrá disfrutar de varios tratamientos habitualmente. Siempre lime las uñas en la misma dirección para que las puntas no se debiliten ni se quiebren con más facilidad. Si se “enganchan” con cualquier cosa, lleve siempre una lima en el bolso para arreglarla al instante, evitando que se siga rompiendo y duela.

No abuse de los esmaltes de uñas, porque tienen ingredientes para nada buenos. Además, si los usa mucho empezarán a verse amarillas y más débiles. Lo mejor es pintarse una vez a la semana y cuando se quita el esmalte (preferible que no sea con acetona), deje pasar unas 48 horas antes de volver a pintarlas otra vez.

Conozca cuál es su tipo de uña: existen 5 diferentes (normal, suave, maltratada, frágil y seca). Según sea debe aplicar un tratamiento diferente. Eche un vistazo y analice sus características antes de actuar.

Beba mucha cantidad de agua y también infusiones (como el té) cada día. Eso le hace muy bien a las uñas y también al cuerpo en general, porque se hidrata.

Trate de utilizar o manipular objetos más naturales como la madera o la piel en lugar del plástico o de la tela. Esto lo logra comprando artículos artesanales, por ejemplo.

No corte las cutículas porque sirven para proteger a tus uñas de las infecciones y si las quita muy seguido sólo logrará que cada vez estén más gruesas y duras, pero sus uñas, cada vez más débiles y enfermas.