Compartir

Corea del Norte desmanteló su centro de pruebas nucleares, afirmaron este jueves los medios invitados a seguir la operación, una acción presentada por el régimen como un gesto de buena voluntad antes de una posible cumbre con Estados Unidos.

Efe

Pyongyang anunció su intención de desmantelar “completamente” su instalación de Punggye-ri en el noreste del país, e invitó a varios periodistas a observar la operación.

“Hubo una enorme explosión, se podía sentir el polvo y el calor. Fue sumamente fuerte”, declaró Tom Cheshire, periodista de la cadena Sky News que estuvo entre los invitados, según escribió el medio británico en su página web.

La agencia de noticias Yonhap, que citó a un grupo de reporteros de Corea del Sur, dijo que se escucharon múltiples explosiones a lo largo del día, desde las 11H00 locales (03H00 GMT) hasta las 16H17.

Punggye-ri ha sido el escenario de los seis ensayos nucleares de Corea del Norte, incluido el más reciente y más potente en septiembre del año pasado, que Pyongyang dijo que se trató de una bomba H. El sitio fue sepultado en la montaña en el que fue desarrollado en la provincia Hamgyong del Norte, cerca de la frontera con China.

Los expertos están divididos en cuanto a sobre si esta demolición volverá este sitio realmente inutilizable. Los escépticos dicen que la instalación ya ha sobrevivido a seis pruebas nucleares exitosas y afirman que puede reconstruirse rápidamente si fuera necesario.

Corea del Norte no invitó a observadores independientes del exterior.

Pero otros analistas sostienen que el hecho de que Corea del Norte acordó destruir la instalación sin condiciones previas ni pedir algo a cambio a Washington, sugiere que el régimen está comprometido en serio en este giro.

El presidente estadounidense Donald Trump tiene previsto reunirse el 12 de junio en Singapur con el máximo líder norcoreano, Kim Jong Un, con el objetivo de avanzar hacia una solución a la espinosa cuestión del programa nuclear norcoreano.