Compartir

El Supremo Tribunal Federal de Brasil decidió este jueves iniciar una investigación contra Michel Temer, luego de que se diera a conocer una grabación en la que el presidente avala que se haga un pago al exdiputado Eduardo Cunha para que no hable en medio de una investigación sobre corrupción.

El Ciudadano

El empresario Joesley Batista grabó en secreto a Temer en una reunión en la que trató de sobornos para callar a Cunha, el detenido arquitecto del ‘impeachment’ a la presidenta de izquierda Dilma Rousseff. Batista entregó la grabación al Ministerio Público.

El juez del Supremo Tribunal Federal, Edson Fachin, a cargo de las causas sobre políticos con fueros bajo sospecha en el escándalo Petrobras, “decidió abrir una investigación sobre el presidente Michel Temer”, en base a delaciones premiadas de los dueños del gigante alimentario JBS, precisó la Agencia Brasil.

En su decisión, Fachin negó la petición de la Fiscalía General para arrestar al senador Aécio Neves. De acuerdo con la Constitución brasileña, un presidente en ejercicio sólo puede ser investigado por actos cometidos durante su mandato y con autorización del poder Judicial.

Ambas condiciones se dan puesto que las denuncias contenidas en la delación corresponderían a marzo de este año. Temer debería dirigirse a los brasileños a las 16:00 locales (19:00 GMT).