Compartir

Esta semana, la fricción entre el Gobierno de España a cargo de Mariano Rajoy y de Cataluña con Carles Puigdemont generó olas de rechazo a escala mundial. Por una parte, la exigencia de Rajoy de conocer la decisión de la Generalitat y por otra la rebeldía de Puigdemont desencadenaron condenas de la Unión Europea y varios mandatarios de ese Continente.

EFE

El Gobierno español dijo este jueves que iba a aplicar el artículo constitucional 155 que implica la intervención de la autonomía de Cataluña ante la insistencia de la Generalitat en continuar dando pasos hacia la independencia.

Barcelona, capital de una región que representa una quinta parte de la economía española, quedará bajo el gobierno directo de Madrid por primera vez en los 40 años de democracia.

EXTRAOFICIALMENTE SE MANEJA LA IDEA DE CONVOCAR ELECCIONES AUTONOMICAS CATALANAS EN ENERO

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, busca activar el artículo 155 de la Constitución, que permite tomar el control de cualquiera de las 17 autonomías si no actúa dentro de la legalidad.

Ningún dirigente ha invocado esta medida antes, pero Rajoy lo justifica señalando que Cataluña quebranta la ley con sus intentos secesionistas tras haber celebrado el 1 de octubre un referéndum paralizado por la justicia.

El artículo es vago pero teóricamente permite a Madrid asumir la administración regional e instalar un nuevo equipo, tomar el control de las finanzas y la policía y convocar elecciones anticipadas.