El presidente de la Asociación de Distribuidores de Derivados de Petróleo, Ernesto Guerra, comentó que tienen varios pedidos al Gobierno del presidente Guillermo Lasso. Una de sus solicitudes es que se los incluya en las mesas de diálogo en las que se analiza la focalización de subsidios. Además piden que se revise el margen de utilidad de los precios de combustible.

A través del Decreto Ejecutivo 883, el Gobierno eliminó los subsidios de la gasolina extra y el diésel. Crédito: El Telégrafo

Ernesto Guerra, presidente de la Asociación de Distribuidores de Derivados de Petróleo, en Notimundo al Día comentó que es necesario que los distribuidores de combustible también sean tomados en cuenta dentro de las negociaciones para determinar la focalización. Esto es fundamental, a criterio de Guerra, porque no sería viable que una vez que definan el mecanismo los despachadores demuestren que no es el adecuado.

Para Guerra, si el Gobierno define la focalización se debería establecer un sistema de devolución o la entrega de una tarjeta con un monto establecido para los beneficiarios, esto porque las estaciones de gasolina no pueden hacer un despacho diferenciado de combustible. “El control del subsidio debe ser ejecutado por el Estado” añadió.

Sobre el anuncio del presidente Guillermo Lasso de aumentar la producción petrolera, el presidente de la Asociación de Distribuidores de Derivados de Petróleo aseguró que es una necesidad del Estado pero el problema es que la utilidad es solo para la venta de materia prima y no el derivado final.

Mire la entrevista completa aquí: