Compartir

Cuidar nuestros pies no tiene edad. Son el sostén de nuestro cuerpo por lo que deben tener un cuidado especial. Pero cuidarlos y mantenerlos lejos de enfermedades, en la actualidad ya no es solo una moda.

Shutterstock

Hoy en día hay varios especialistas que se encargan de su cuidado. Uno de ellos son los podólogos.

La podóloga Beatriz Andrade nos comenta que las enfermedades en los pies son más comunes de lo que creemos. Por ejemplo, el no secarlos bien después de una ducha ya nos podría traer problemas que desencadenan excesiva sudoración u hongos difíciles de sanar. Esto se llama Bromhidrosis o más conocida como el “pie de atleta”; la cual se produce por una infección de hongos localizada en las plantas de los pies y en los espacios entre los dedos. Sus síntomas son fáciles de identificar. El principal es picazón entre los dedos y en la planta del pie, además del enrojecimiento, descamación y hasta agrietamiento de la piel.

La rama de la Traumatología también se enfoca en el cuidado de los pies. Por ejemplo la afección conocida como “juanete” que es una deformidad del pie que consiste en una desviación de la cabeza del primer metatarsiano que empuja el dedo gordo hacia los demás dedos es tratada por los especialistas de esta rama.

Para el Dr. José Febres, Cirujano en  Ortopédica y Traumatología esta deformidad se puede curar con varios tratamientos como la cirugía percutánea que a su criterio ha dado excelentes resultados. Sin embargo explica que no es recomendable para todos los pacientes en especial para los de tercera edad. Para ellos se recomienda otro tipo de tratamientos como el uso de correctores de calzado o analgésicos para reducir el dolor.

Tanto Beatriz Andrade como José Febres coinciden en que a pesar de que la mayoría de personas no tiene una cultura medica preventiva es necesario que identifiquemos las dolencias y acudamos a un especialista. Ellos aconsejan mantener un peso ideal, usar un calzado adecuado, realizar constante ejercicio y utilizar protecciones básicas para mantener nuestros pies en perfecto estado.