Compartir

El arribo de más de 130.000 puertorriqueños a Florida desde el azote del huracán María tiene a algunos políticos anticipando una sacudida política en un estado vital tradicionalmente dominado por los republicanos.

Shutterstock

Ambos partidos están cortejando activamente a los recién llegados a Florida, donde el presidente Donald Trump ganó el año pasado por una diferencia de 112.000 votos de un total de 9,6 millones.

Muchos puertorriqueños han expresado indignación sobre la respuesta de Trump a la tormenta, pero aplaudido las gestiones del gobernador Rick Scott para recibirles.

Como ciudadanos estadounidenses, los puertorriqueños pueden votar en las elecciones federales cuando se mudan al continente. Los recién llegados deben registrarse como electores para el próximo 30 de julio para votar en primarias antes de las elecciones generales del 2018 de un nuevo gobernador para remplazar al republicano Scott y elegir a los nuevos representantes del estado en el Congreso.

Fuente: El Universo