Compartir

El acto es hoy, 14 de mayo del 2018, a las 18:00. El Gobierno desclasificará los documentos relacionados a cómo el Estado procedió ante el secuestro y asesinato del periodista Javier Ortega, del fotógrafo Paúl Rivas y del conductor Efraín Segarra.

EFE

Las familias no conocen qué datos les entregarán, pero dicen que es importante saber qué sucedió en la frontera antes del plagio de sus familiares. Uno de esos hechos tiene relación con los chats que alias ‘Guacho’ mantuvo con policías de San Lorenzo.

El sábado, un alto oficial confirmó a este Diario que quien intercambiaba mensajes con este disidente de las FARC era un oficial con grado de Mayor. Sin embargo, ayer, 13 de mayo, este Diario cruzó datos con fuentes judiciales y conoció que dos coroneles de la Policía también chateaban con ‘Guacho’.

El contacto con uno de ellos comenzó en el 2017, cuando el uniformado llegó a esa población fronteriza. Las investigaciones dicen que ese oficial nunca comunicó el hecho y fue trasladado a otra plaza como parte de los movimientos internos. Pero el teléfono, con los mensajes cargados, era institucional y fue entregado a otro coronel que llegó al sitio.

Este segundo coronel también siguió con el chat. Sin embargo, tras los hechos violentos que se desataron desde el 27 de enero, el policía se comunicó con Inteligencia y comenzó a entregar los datos que había en el teléfono. En los mensajes revisados por los investigadores, ‘Guacho’ le escribe a uno de los oficiales y le dice: “Estaba esperando tu llamada.

La próxima semana me voy a reunir con otros coroneles”. Esta y otra información fue usada en la audiencia del pasado lunes, en donde los jueces de la provincia de Esmeraldas vincularon judicialmente a ‘Guacho’ dentro del proceso abierto por terrorismo.