Compartir

El fiscal general Galo Chiriboga, luego de presentar su informe de la gestión realizada entre el 2011 y 2017, anunció que esta semana será la última en sus funciones, porque la Asamblea Nacional tiene previsto posesionar al nuevo fiscal Carlos Baca Mancheno.

El Telégrafo

La posesión del nuevo fiscal general será el jueves a las 09:00 en el pleno del Legislativo. Está previsto que en primera instancia los legisladores conozcan la renuncia del fiscal saliente, y a continuación se proceda a la posesión de Carlos Baca.

“Es mi última semana, estamos trabajando la transición. Se resolvió que la Asamblea Nacional en el período actual posesione al nuevo fiscal y por lo tanto yo cooperaré con este esfuerzo para que se produzca eso en esta semana”, anotó.

Chiriboga justificó su decisión al mencionar que el Ecuador se encuentra en un proceso de transición. “Hay un nuevo gobierno, el proceso de selección de fiscal duró menos de lo que estaba previsto y, realmente, creo que es lo mejor, apoyar al nuevo fiscal, darle toda la información que le hemos dado y favorecer su rápida incorporación”.

Al referirse a su deseo de adelantar la conclusión de su período, que termina el próximo mes de julio, Chiriboga indicó que es una decisión suya. Consideró que lo mejor es acortar su período para que pueda haber esta transición ordenada. Indicó que con el nuevo fiscal Carlos Baca Mancheno se ha trabajado en las últimas 3 semanas, en la transmisión de la información de las diversas áreas de la Fiscalía.

“Estaremos dispuestos a apoyar a cualquier requerimiento adicional que necesiten”. Al evaluar su gestión, el fiscal saliente destacó los resultados de las investigaciones en el caso Odebrecht. “Tenemos ya resultados, con 2 personas detenidas y 700.000 archivos que ahora son analizados”.

Estos fueron extraídos de computadores incautados en allanamientos a oficinas de la compañía. En el caso Odebrecht, empresa brasileña que habría sobornado en Ecuador con más de 30 millones de dólares, la Fiscalía cuenta con dos causas penales, por cohecho y lavado de activos.