Compartir

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, descartó la posibilidad de dejar su cargo temporal o definitivamente, como cierta parte de la oposición solicita mientras duren las investigaciones del caso Odebrecht en Ecuador.

En entrevista con Radio Platinium, Glas precisó que no dejara de trabajar ni un solo día para cumplir con los encargos encomendados por el presidente, Lenín Moreno.

Además señaló que la constructora brasileña Odebrecht deberá responder ante la justicia y dejar de trabajar en el país.